CHILPANCINGO, Gro., 19 de noviembre de 2013.- El concepto de grupos de autodefensa ciudadana ha sido pervertido, por lo que el Gobierno debe ubicar el origen y objetivo de cada expresión, advirtió Bruno Plácido Valerio, líder del autodenominado Sistema Ciudad de Seguridad y Justicia (SCSJ) en Guerrero, “Debemos coordinarnos con las instituciones, eso no significa sumisión, sino trabajar juntos para restituir los derechos ciudadanos a la paz, la seguridad y el desarrollo”,  afirmó.

El también dirigente de la Unión de los Pueblos Organizados del Estado Guerrero (UPOEG), lamentó que en algunos casos se vincule a grupos ciudadanos con delincuentes, la guerrilla o que sean pervertidos por el crimen organizado para enfrentar a las autoridades, “Se debe ubicar claramente qué intereses busca cada grupo, nosotros no estamos contra el gobierno, si a caso contra funcionarios vinculados a la delincuencia a quienes hemos denunciado y no ha pasado nada”.
Plácido Valerio avaló que se sancione a integrantes de estos grupos que cometan delitos, aunque también insistió en que no deben hacerse generalizaciones, “Ha faltado comunicación y visión para identificar a los movimientos sociales, porque tampoco se trata de detener a quien proteste por la inseguridad o luche por mejores condiciones de vida”, la clave, dijo, está en que el gobierno identifique las causas de la pobreza y la violencia, pero sobre todo en que las ataque y las revierta “pero desgraciadamente no hacen nada,  seguimos igual o peor que antes”, puntualizó.