MORELIA, Mich; 30 de julio de 2014.- El ex gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo Figueroa, publicó un mensaje en su cuenta de Facebook respecto a la situación de su familia, luego de que fuera publicado un vídeo donde aparece su hijo reunido con Servando “La Tuta” Gómez Martínez , líder de los Caballeros Templarios.

A continuación el texto íntegro publicado por Vallejo Figueroa en su cuenta de Facebook:

A los michoacanos: En el servicio público siempre me he conducido con absoluto apego a la ley convencido de que es el único camino que nos puede conducir a la paz y al desarrollo.

En mi paso por la política partidista y la administración pública he respetado y he instruido categóricamente a que sin distingos se respete la ley de forma irrestricta. Hoy más que nunca ratifico lo anterior.

Como lo hice del conocimiento público, en su momento fui informado que diversos empresarios y presidentes municipales habían sido obligados a reunirse con delincuentes, y en ese contexto fue en el que mi hijo me manifestó que había sido víctima de un levantamiento cuando yo me encontraba fuera del país por el tratamiento médico que es conocido por todos.

En este sentido manifiesto que desde mi persona, mi familia, hasta cualquier otro ciudadano, se debe investigar y proceder conforme a derecho corresponda.

Mi hijo Rodrigo deberá aclarar las causas que motivaron su proceder. Si se acredita que asistió por voluntad propia, enfáticamente lo digo: Que se le castigue conforme a la ley. Sin embargo, si se comprueba que asistió bajo amenazas e intimidaciones en contra de su voluntad, esto deberá ser sopesado por las autoridades competentes.

Confío en mi hijo, pero deberán ser las autoridades las que deslinden responsabilidades.

Los michoacanos me conocen, saben quién soy y como me he entregado a fondo en mi trabajo de partido y de gobierno y que nunca he tolerado ni toleraré que se transgreda el imperio de la ley. Saben que mi actuar siempre ha sido apegado a derecho y que en consecuencia he sido congruente en mi vida pública y privada.

En este sentido, como ciudadano y como padre, confío en que las instancias de procuración de justicia deslinden responsabilidades con absoluto apego a la ley.

Morelia, Michoacán a 30 de julio del 2014