CIUDAD DE MÉXICO, 9 de abril de 2017.- La coordinadora nacional del programa Somos Mexicanos, del Instituto Nacional de Migración (INM), Dalia García Acoltzi reveló que del 1 de enero al 31 de marzo de 2017 disminuyeron las deportaciones de Estados Unidos en un 23 por ciento, ya que deportaron 38 mil 467 mexicanos, mientras que en el mismo periodo pero de 2016, fueron 50 mil 69, es decir, 11 mil 602 menos.

Durante una reunión que sostuvo con la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, García Acoltzi explicó que las deportaciones han disminuido debido a que los connacionales han sido más precavidos y cautelosos a fin de evitar cometer alguna falta administrativa o incurrir en alguna irregularidad, y no porque Estados Unidos haya cambiado sus métodos o políticas.

“La mayoría fue detenida por faltas administrativas, es decir, porque se pasó un alto, manejaba muy rápido, por peleas, antecedentes penales, en fin, por descuidos que provocaron detectar que son indocumentados”, añadió que en el marco jurídico de Estados Unidos establece como delito ser ilegal, por lo que estudian cada caso para saber el motivo real y no estigmatizarlos.

La funcionaria del INM detalló estadísticas sobre los connacionales que retornaron en 2016, los cuales sumaron en total 219 mil 932 connacionales: 22 mil 905 mujeres y 197 mil 27 hombres.

De ese total, 206 mil 186 eran adultos; 13 mil 146 niños y adolescentes; asimismo mencionó que en ese año las detenciones se realizaron principalmente en California, Arizona, Nuevo México y Texas.

Informó que sólo seis por ciento de la población repatriada cometió algún delito, aunque “se tiene que comprobar, porque hay casos de personas que son inocentes y están acusadas de transgresión de la ley, por lo que no tenemos que estigmatizar criterios”, sostuvo.

García Acoltzi recordó que existen dos programas para atender a repatriados: Bienvenido Paisano, dirigido a connacionales que residen de manera legal en el extranjero y que vienen de visita al país, y la estrategia Somos Mexicanos, que atiende las necesidades de los deportados o personas que regresan voluntariamente.

Sigue la nota aquí.