ACAPULCO, Gro.,3 de febrero de 2015.- Este martes se llevó a cabo una asamblea informativa entre integrantes de ocho organizaciones sociales con alumnos y padres de los 43 normalistas desaparecidos de la Escuela Rural Isidro Burgos de Ayotzinapa, a quienes les reiteraron su disposición a continuar en la búsqueda de los estudiantes. En la asamblea llevada a cabo en el puerto de Acapulco, estuvieron presentes el líder de la Frente de Organizaciones Democráticas del Estado de Guerrero (Fodeg), Bertoldo Martínez Cruz; integrantes del Movimiento Popular Guerrerense (MPG), encabezados por Marco Antonio Adame Bello y Robespierre Venicio Moreno; la catedrática de la Universidad Autónoma de Guerrero, Margarita Martínez García; el vocero y secretario juvenil del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Marco Paz Gómez. También estuvieron presentes Rosalinda Gutiérrez Terronez, integrante del Sindicato de Telefonistas, Genaro Marin Hernádez, representante de Icacos, así como integrantes del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositores a La Parota (Cecop); Walther Emanuel Añorve Rodríguez, vocero de la Coordinadora de Trabajadores de la Educación de Guerrero (Ceteg), además de una comisión de alumnos de Ayotzinapa. En la reunión, trataron nuevamente el tema de las desapariciones de los estudiantes, además de asuntos relacionados con un evento que realizarán este miércoles en el ex Instituto de Educación Básica y Normal (Ineban). A nombre de las organizaciones, Bertoldo Martínez Cruz del Fodeg, dijo que están comprometidos con los normalistas desaparecidos, ya que –dijo- “estamos conscientes de que los compañeros están bien y están vivos”, y señaló que el movimiento será permanente pues “la sociedad hemos despertado para juntos encaminar esta lucha”. Bernardo Campos, padre de Ángel Campos Cantor, uno de los normalistas, aseguró que continuarán la búsqueda pues de parte de las autoridades no tienen información nueva; “no sabemos nada de ellos porque éste gobierno corrupto sinceramente no ha estado engañando, puras mentiras en esas búsquedas”. Descartó que los estudiantes hayan pertenecido a alguna banda criminal, pues ellos no son violadores, ni asesinos ni secuestradores, sino por el contrario, son hijos de campesinos, e ingresaron a la escuela con el fin de mejorar su calidad de vida y de sus familias. En tanto, la señora Metodia Carrillo, madre de otro de los desaparecidos, dijo que “este pinche gobierno se los llevó, ellos no hacían nada malo, ellos querían seguir adelante (…) no creemos en el gobierno porque dice puro chisme, yo voy a luchar hasta encontrar a mi hijo, no porque yo no aguanto ya la desesperación”.