CHILPANCINGO, Gro., 17 de enero de 2014.- El 90 por ciento de los productores del campo que sufrieron pérdidas en sus cultivos, debido a la contingencia del clima del año pasado, han recibido ya el pago del seguro agrícola catastrófico y el resto será cubierto a más tardar en marzo próximo, según lo establece la normatividad, señaló el delegado de la Sagarpa en el estado Carlos Alberto Hernández Sánchez.

Al respecto el funcionario dijo que una de las políticas que impulsa la dependencia es la de prevención ante las manifestaciones del cambio climático, por lo que de manera adicional se está buscando diversificar los cultivos en regiones específicas de la entidad, como en la zona de la cañada, específicamente en el municipio de Huamuxtitlán, donde se fomenta la siembra de mamey, así como el fomento de invernaderos en otras regiones y la siembra de arroz en la Costa Chica, que antaño tuvo mucho auge.

Destacó el funcionario que el presupuesto histórico destinado a la Sagarpa que asciende en este año a más de 83 mil millones de pesos a nivel federal, tendrá repercusión en Guerrero donde el apoyo será inédito, pues incluidos los recursos concurrentes con el gobierno del estado se ejercerán más de 2 mil 200 millones.

Señaló también el funcionario que la nueva política que el gobierno de la república impulsa para el campo, incluye la transformación de los programas que ya se aplican desde hace años, mismos que pasan de ser siete a nueve los rectores de toda la política hacia el agro. Mencionó específicamente el caso de Procampo, que ahora pasa a ser Proagro Productivo, mismo que beneficiará no sólo a los campesinos que posean una hectárea, sino incluso media o un cuarto de hectárea, con un beneficio promedio de mil 500 pesos por cada una.

Señaló que para beneficiarse de los nueve programas y sus 62 componentes, los campesinos pueden acercarse a la ventanilla única de la dependencia, donde personal especializado los atenderá para que oportunamente sean incluidos en alguna de las muchas acciones que en beneficio de la actividad agrícola coordinan la Sagarpa y la Secretaría de Desarrollo Rural del estado, con la que se mantiene estrecha coordinación.