CHILPANCINGO, Gro., 26 de octubre de 2014.- A un mes del ataque policiaco y desaparición contra 43 normalistas de Ayotzinapa, el gobierno federal sólo tiene identificados a cuatro autores intelectuales; 52 policías municipales y sicarios detenidos, y sin rastro del principal objetivo: el paradero de los estudiantes.

Según un reporte especial publicado por El Economista, el despliegue de 1,200 elementos de las diferentes divisiones de la Policía Federal en Iguala, más los elementos del Ejército que buscan en cuevas, pozos, cerros, cañadas, túneles, minas, ríos, lagunas y presas, no ha dado resultados.

Por su parte, la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (Upoeg) insiste en que no hay una estrategia del gobierno para localizar a los jóvenes, y los padres de los desaparecidos desconfían de esas acciones, así como de las pruebas periciales que se realizan a los cuerpos hallados en más de las 16 fosas localizadas.