CHILPANCINGO, Gro., 15 de noviembre de 2013.- El titular de órgano fiscalizador del estado de Guerrero, Arturo Labatán López informó que ya iniciaron la revisión de los gastos ejercidos en forma extraordinaria por los ayuntamientos para atender la contingencia.

Latabán López subrayó que si los alcaldes no comprueban la aplicación del recurso, sospecharán de desvío de recursos injustificado y procederán en contra del gobierno municipal implicado.
El Centro Nacional para la Prevención de Desastres (Cenapred) declaró zona de desastre a 56 de los 81 municipios que integran Guerrero.