ACAPULCO, Gro., 19 de abril de 2016.- El subdirector del programa Contra la Trata de Personas de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Juan Manuel Meixueiro Alarcón informó que las redes sociales se han convertido en una de las principales herramientas para hacer contacto con las víctimas.

Durante su ponencia en la Preparatoria 17 en Acapulco, el experto mencionó a los estudiantes que “Acapulco y zonas turísticas entre los focos rojos” en cuanto a la trata de personas y que son los niños y jóvenes los más vulnerables.

Indicó que es necesario informarse y denunciar, pero sobre todo ser cuidadosos de lo que publican y con quién platican, ya que se han detectado casos a nivel internacional de organizaciones delictivas las cuales operan a través de ellas, como fue el caso de un red que operaba en Alemania, pero que con el “operativo Girasol descubrieron que en Alemania se pasaban fotos de niños menores de cinco años de México”.

La CNDH en su informe especial que difunde entre el público asistente a las conferencias retomó lo informado por el Relator Espacial en 2008, donde habla sobre la trata de personas en el sector turístico y el alto índice de explotación sexual de menores de edad en los principales destinos turísticos del país y donde menciona a Acapulco, Cancún y Puerto Vallarta.

Según el diagnóstico sobre la trata de personas en México realizado por el organismo son 33 los países de procedencia de víctimas extranjeras a México entre los que destacan naciones sudamericanas como Argentina, Brasil, Honduras, Belice Guatemala, Chile y Puerto Rico.

Además señaló que actualmente la explotación de personas es considerado como el tercer negocio ilícito más lucrativo del mundo, sólo superado por el tráfico de drogas y de armas, y cada año genera ganancias que van de 32 mil  a 36 mil millones de dólares, aproximadamente, según estimaciones del Foro de Viena para Combatir la Trata de Personas, organizado por diversas agencias de las Naciones Unidas.