TLAPA, Gro., 26 de enero de 2014.- El dirigente mixteco de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) Bruno Plácido Valerio aceptó que están dispuestos al diálogo con el Estado, pero sin que éste quiera someterlos.

Reiteró respecto al Ocotito que antes habló de la situación con el alcalde de Chilpancingo, pero no fue escuchado, empero, aún se puede construir una relación con el ayuntamiento, luego de que la policía ciudadana incursionará en este poblado para frenar a la delincuencia tolerada.

Entrevistado el sábado, luego de que asistiera a Tlapa a una marcha para exigir el establecimiento de la tarifa cero en el cobro de energía eléctrica para comunidades marginadas, Plácido Valerio señaló que ahora la ruta de la UPOEG es garantizar la seguridad de la ciudadanía y facilitar su desarrollo humano.

Consultado sobre su visión de las autodefensas de Michoacán, afirmó que el método es diferente pero su origen es el mismo, la pobreza. Del caso de la detención de Nestora Salgado, coordinadora de la Policía Comunitaria de Olinalá, opinó que el Estado mexicano y el de Guerrero quieren justificar que nadie puede estar en contra de las autoridades.

Respecto a las diferencias o similitudes entre  las autodefensas de Michoacán y las policías comunitarias de Guerrero, el indígena reclamó que les vendieron el nombre de la autodefensa, porque en un inicio querían que todo fuera comunitario, pero por grupos radicales o compañeros que no quisieron, esto les obligó  a ponerle Sistema de Seguridad y Justicia Ciudadana, creo que el derecho a la seguridad y al trabajo comunitario no es sinónimo de persona, es derecho de todas las comunidades sin distinción.

Todos los pueblos en Guerrero se llaman comunidades o pueblos, explicó,  si la palabra comunidad tiene que ver con todo no puede haber partículas, que las separen puede haber métodos diferentes.

En Michoacán es el mismo sentir, la inconformidad de la gente ante el abandono institucional de los gobernantes y si hoy se gesta es porque se le fue abonando por décadas, por lo cual el fenómeno se debe entender y no criminalizar.

Plácido Valerio consideró que la mejor salida al conflicto será el diálogo y encontrar el sentir de la gente con la visión del gobierno, que creen que no pasa nada, porque están bajo resguardo, pero son los ciudadanos quienes todos los días son víctimas de abuso tanto de las mismas autoridades, como de la delincuencia tolerada o pleitos internos. “En Michoacán y Guerrero el método diferente pero su origen es el mismo”, atajó.

De la declaración del presidente municipal priista, Mario Moreno Arcos, de que debió de ser consultado antes del ingreso de los policías ciudadanos al Ocotito, el dirigente  reviró que el edil tiene obligación por ley, de garantizar seguridad a  todo el municipio, y cuando en su momento le plantearon hablar la situación para ayudar a la ciudadanía, no tuvieron respuesta.

Sin embargo prevé que aun se puede construir una relación  entre el ayuntamiento y ellos para regresarle la tranquilidad a los ciudadanos “que son más importantes que un presidente o una administración, lo más importante todo el tiempo son los ciudadanos, por ello se instituyen las instituciones para garantizar seguridad a la ciudadanía y facilitar el desarrollo no para someterlos ni hostigarlos o amenazarlos si la ciudadanía se organiza, más bien tendrían que agradecerles”, afirmó Plácido Valerio.

Plácido Valerio considera que resulta importante que se pongan de acuerdo para dar opinión,  el presidente de la república envió un mensaje a los sistemas que se están implementando en las comunidades,  estamos abierto el diálogo el problema es que a veces los gobernantes quieren el dialogo con  sometimiento y nosotros no lo aceptamos.

Queremos un diálogo de cómo construir hoy la seguridad de los ciudadanos y el representante, no como someternos o depender de ellos, pero quieren que uno se subordine pero la ciudadanía, los pueblos quieren recuperar su seguridad no ser subordinados sino un camino juntos para darle una salida entre todos porque a final de cuentas somos ciudadanos que tenemos derechos.

Plácido Valerio señaló que dicho desarrollo no se puede si se está desinformado o dividido, debe verse desde una visión más integral; algunos compañeros hace comentarios pero les falta sustentar más en lo que estamos participando, en lo común respetamos la diferencia pero es importante  ayudar a los ciudadanos en lo común, caminar juntos sin  diferencias, entre personas o grupo, hay que dejarlo de lado porque no somos nosotros, somos un todo, concluyó.