ACAPULCO, Gro., 20 de septiembre de 2014.- Tras denunciar las precarias condiciones de la construcción de viviendas por parte de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en Guerrero para los damnificados de Ingrid y Manuel, la dependencia federal aclaró que no construyó casas, sino unidades básicas de viviendas, según publica Grupo Fórmula.

A esto, el periodista Paris Martínez, autor del reportaje, señaló que a través de una misiva firmada por José Manuel Armenta Tello, delegado de la Sedesol en ese estado, anunció que dichas unidades de vivienda serán rehabilitadas en los próximos días, destacó en su colaboración para el espacio de Denise Maerker.

Entre las acciones a llevarse a acabo se encuentran: aplanado interior y exterior, pintura y construcción de la losa, ejecución de energía eléctrica, conexión a agua potable y obras necesarias como muros de contención, retajes, bardas, etcétera, para evitar futuros deslaves.

Se añadió que la secretaría dice tener un acuerdo con la Comisión de Pueblos Indígenas para la dotación de obras complementarias con el fin de terminar las unidades básicas de vivienda, sin precisar fechas.

Cabe recordar que, una de las condiciones para que los afectados recibieran una vivienda fue firmar un documento en el que se expresa la conformidad de la calidad de las viviendas y se abstienen de presentar quejas posteriores.