NUEVA YORK, Estados Unidos. 5 de febrero de 2015.- El Comité de los Derechos del Niño de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) dio a conocer un informe donde asegura que el Estado Islámico en Irak vende en el mercado negro a niños secuestrados como esclavos sexuales y se acopia al asesinato de otro tantos “crucificándolos o enterrándolos vivos”.

 

“Realmente estamos profundamente preocupados por la tortura y el asesinato de esos niños, especialmente de aquellos pertenecientes a minorías, pero no solo de minorías”, dijo Renate Winter, una experta del comité a The Huffington Post, medio ante el que admitió que “el alcance del problema es enorme. Hemos tenido reportes de niños, especialmente niños discapacitados mentales, que han sido usados como suicidas con bombas, probablemente sin que ellos incluso lo entendieran”.

 

En ese sentido, Winter apuntó sobre la existencia de niños menores de ocho años que son entrenados para convertirse en niños soldados. Un importante número de niños han muerto o resultado gravemente heridos durante ataques aéreos o disparos de las fuerzas de seguridad iraquíes, mientras que otros perdieron la vida por “deshidratación, hambre y calor”, agregó la ONU, “sin olvidar que el Estado Islámico ha cometido violencia sexual sistemática”.

 

Aunque el informe no cuenta con cifras precisas o levantamiento de imagen alguno que constante los hechos, las declaraciones se producen en un momento en el que los reportes sobre una presunta oleada de violencia en Medio Oriente, misma que se representa una serie de ataques islámicos en contra de occidente y que elevan la preocupación sobre el terrorismo, entre ellos:

 

7 de enero de 2015
Ataque al semanario francés Charlie Hebdo
Un total de 12 personas fueron asesinadas y otras 11 resultaron heridas luego de que una tercia de musulmanes abrieran fuego en contra de la redacción de la revista, misma que ironizaba sobre la figura del profeta Mahoma.

 

13 de enero de 2015
Circula por medio del ciberespacio un vídeo en el que un niño de unos 10 años dispara a dos hombres acusados de ser “espías rusos”, ello a manera de documental para ejercer propaganda en favor del Estado Islámicos y los “infieles que atentan contra Mahoma”.

 

24 de enero de 2015
El Estado Islámico decapita a un par de ciudadanos japoneses, quienes habrían de ser intercambiados para lograr la excarcelación en Jordania de la terrorista Sayida Rishawi. Ni uno de los implicados resulta beneficiado con el ‘pacto’.

 

3 de febrero de 2015
Yihadistas divulgan en internet los últimos minutos de Moath al Kasasbeh, piloto de la Real Fuerza Aérea Jordana que abría sido quemado vivo como castigo por realizaba vuelos de reconocimiento sobre la ciudad que ISIS ha establecido como sede de su califato.

 

Leer más en The Huffington Post