CHILPANCINGO, Gro., 16 de enero de 2015.- En un encuentro con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, integrantes de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) urgieron a las autoridades federales para que garanticen la legalidad en el estado, donde han sido secuestrados 212 autobuses y camiones repartidores, cuyos operadores han sido obligados a participar en las protestas magisteriales, además de que en otros casos la mercancía ha sido sustraída por los manifestantes.

 

Según lo publicado en el portal Pueblo, el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Juan Pablo Castañón, advirtió que en Guerrero las inversiones están en riesgo debido a que se atacan las iniciativas para atraer inversión a la entidad, toda vez que los actos vandálicos ocurridos en las últimas semanas por parte de integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) y normalistas han ido en aumento.

 

De ahí que el dirigente patronal señaló que pidieron, dijo, a las autoridades una estrategia de seguridad para este año, con paz social, concordia y combate a la impunidad.

 

Igualmente deploró el desalojo de dos mil 500 emprendedores de un evento organizado por la Coparmex en Chilpancingo, por lo que también solicitaron al mandatario guerrerense garantías de seguridad. “Cualquier iniciativa que podamos hacer por buscar nuevos proyectos y sea atacada, exige la intervención inmediata, la investigación y castigo a los culpables”, enfatizó.

 

Enfatizó que México es uno solo y la democracia debe vivirse en todos los estados y que hay un reto de gobernabilidad, por lo que es importante una investigación en Guerrero para no inhibir las inversiones.