CIUDAD DE MÉXICO, 6 de mayo de 2016.-La Secretaría de Educación Pública (SEP) daba seguimiento a las acusaciones contra la presencia de Rafael Leopoldo Duarte Pereda, presunto agresor sexual de niños del colegio Montessori Matatena, pero sólo consistía en un machote escrito en distintos periodos de tiempo, informó Mariana Tovar, madre de uno de los menores.

Así lo explicó a medios de comunicación luego de acudir junto con otros padres a una reunión con el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, para hablar sobre el caso, en el Palacio del Ayuntamiento.

“El seguimiento sí se dio y estaba apuntado, cuando ellos investigan, descubren que ese seguimiento era un machote que estaba escrito igual en muchos periodos, entonces ¿se dio o no se dio de la forma óptima? Lo reconocieron, ese machote hablaba en ese momento de que le gritaban a los pequeños y de que no sabíamos qué hacía este hombre aquí, ellos van, investigan y les dicen ‘el hombre está ahí porque es socio y está cuidando su inversión, ahí se queda’”, señaló.

La nota aquí.