CHILPANCINGO, Gro., 12 de diciembre de 2013.- De acuerdo a versiones extraoficiales, elementos de la Policía Municipal de Iguala habrían levantado a los hombres y mujeres que aparecieron descuartizados y con huellas de tortura el pasado 8 de diciembre.
Según estas versiones los policías municipales acudieron a la comunidad de Mextitlán, perteniciente al municipio de Teloloapan tras enfrentamiento que se registró ahí la tarde noche del pasado 5 de diciembre.
En esa comunidad la Policía Preventiva de Iguala  detuvo a varias personas identificadas como:
Jesús Salgado Marías, Yolanda Bastían Arroyo, su hijo Gonzalo Barrera Bastían, Gabriela Garrido Bastían, David Razo Bastían, así como a Sandra Elizabeth Bastían y su hermana Melisa de apenas 8 años de edad. También arraigaron a Fernando López Arroyo y a Moisés Barrera Bastían.
Tras las detenciones, que habrían sido realizadas  por policías de Iguala, el pasado 8 de diciembre fueron encontrados en las inmediaciones de la carretera que Iguala-Arcelia los cuerpos de Jesús Salgado Marías de 18 años edad, Fernando López Arroyo de 25 años, Yolanda Bastián Arroyo de 40; así como a Gonzalo Barrera Bastián de 22, Moisés Barrera Bastián de 16 años, David Razo Bastián de 40, Albertano Meza Paz de 45 años y Gabriela Garrido Bastián de 18.
En mayo circuló la versión de que policías municipales de Iguala atacaron a balazos el ayuntamiento de Teloloapan, en donde asesinaron a dos elementos policiacos.
Por el asesinato de los policías de Teloloapan, el  Ejército detuvo a seis agentes  de Iguala, quienes permanecieron bajo arraigo en Chilpancingo por poco más de un mes.