CHILPANCINGO, Gro., 07 de julio de 2014.- Los arrendadores de Chilpancingo advirtieron que interpondrán acciones legales, para ampararse contra el impuesto cedular del cinco por ciento sobre las rentas de bienes inmuebles.

En conferencia de prensa, el secretario general de la Asociación de Arrendadores, Carlos Marmolejo Vega criticó que el gobierno de Guerrero imponga nuevos impuestos en una época de crisis económica y de inseguridad.

Argumentó que los arrendadores temen que integrantes del crimen organizado renten sus inmuebles para fines ilícitos, ya que existen casos no denunciados por temor a represalias.

Marmolejo Vega indicó que a la inseguridad se suma el cobro excesivo de impuestos, lo que ha provocado que varios arrendadores renten sus inmuebles de manera irregular.

“El propio gobierno alienta a que los arrendadores se sumerjan en el mercado informal, están comenzando a rentar sus negocios de manera informal y con ello evadir el pago de impuestos”, expresó.

Señalaron que buscaran una audiencia con el gobernador Ángel Aguirre Rivero, a través de su sobrino y asesor Ernesto Aguirre. Del mismo modo, presentarán sus demandas ante el Congreso local.

El dirigente de los arrendadores dijo que acudirán ante la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente y al tribunal de lo Contencioso Administrativo, hasta agotar todas las vías legales.

La intención es ampararse contra el impuesto cedular del cinco por ciento, el cual consideran “arbitrario”.

El gobierno estatal aplicó este impuesto cedular a todas las personas físicas que obtengan ingresos por la renta de bienes inmuebles, el cual se tendrá que pagar a más tardar el día 17 de cada mes, además de presentar una declaración anual en abril.

La Secretaría de Finanzas del estado impuso las siguientes obligaciones a los arrendadores: inscripción en el registro estatal de contribuyentes, contabilidad de conformidad con el Código Fiscal del Estado, expedir comprobantes fiscales y presentar declaraciones ante Hacienda.

De acuerdo a información publicada en la página del gobierno de Guerrero, la excepción del pago para los ingresos por arrendamiento de local Comercial tuvo vigencia únicamente en el ejercicio 2009, con fundamento en la Resolución Fiscal Estatal del año en mención.