ACAPULCO, Gro., 11 de mayo de 2015.- A días del inicio oficial de la temporada de lluvias y huracanes 2015 el próximo 15 de mayo, la dirección de Protección Civil de Acapulco informó que de acuerdo con el reporte matutino del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) hay ingreso de humedad del Océano Pacífico, Golfo de México y Mar Caribe.

 

Para el Pacífico Sur se prevé cielo de medio nublado a nublado, con un 80 por ciento de probabilidad de lluvia en zonas de Guerrero, temperaturas templadas por la mañana y la noche, así como de calurosas a muy calurosas durante el día.

 

Por otro lado, de acuerdo con el pronóstico meteorológico marino, elaborado por la Secretaría de Marina, existen probabilidades para que se presente evento de “Mar de fondo”, durante el transcurso del martes 12 de mayo, con olas de 2 a 3 metros en zonas costeras de Chiapas, Oaxaca y Guerrero.

 

Sobre el inicio oficial de la temporada de lluvias y huracanes 2015, de manera preventiva, el gobierno de Acapulco informa que en una primera revisión, el Servicio Meteorológico Nacional prevé la formación de 19 ciclones tropicales en el Océano Pacífico y 7 en el Atlántico.

 

Ante dichos pronósticos, la autoridad municipal llama a la responsabilidad ciudadana para que los acapulqueños hagan caso a las recomendaciones y llamados en materia de Protección Civil.

 

Se exhorta a estar prevenidos, atentos e informados a los avisos que emitan las autoridades, una vez que la temporada de lluvias y huracanes inicia de manera oficial el próximo 15 de mayo y concluye hasta el próximo 30 de noviembre, sin que esto evite la presencia de lluvias atípicas en la entidad antes o después de las fechas señaladas.

 

De igual forma, se reitera el llamado a la población a identificar sus rutas de evacuación, ubicar el refugio temporal más cercano, guardar documentos de importancia en una bolsa de plástico y tenerla siempre a la mano, así como una linterna y radio con baterías, además de ir almacenando agua embotellada y comida enlatada.

 

A las personas que habitan zonas de alto riesgo, se insiste en el exhorto para abandonar dichos lugares y trasladarse a un área segura, anteponiendo la integridad de sus familias sobre las cuestiones materiales.