MÉXICO, D.F., 30 de enero de 2014.- Luego de ser durante 19 meses asesor en materia de seguridad de Enrique Peña Nieto, el general Óscar Naranjo señala que el más grande desafío para México es el “dramático nivel de impunidad en los homicidios, de tal manera que quien mata a alguien realmente siente que no va a pasar nada con él y que puede seguir haciéndolo”.
De acuerdo a una entrevista de El País, el ex director de la Policía Nacional de Colombia responde en entrevista con El País a los señalamientos de la izquierda mexicana, que le ha acusado de estar detrás del surgimiento de las autodefensas de Michoacán y que ha reclamado saber cuánto se le pagó por la asesoría al presidente de México.
“Yo no le he costado un peso al erario público”, ha dicho en una charla el martes. “En cuanto a lo de las autodefensas, resulta muy contradictorio (el señalamiento en su contra) porque basta retomar lo que fue mi posición pública, desde el primer momento en que llegué, señalando que el reto y el desafío más grande para México era contener una indignación ciudadana que podía transformarse en una indignación armada para defenderse frente a una cierta incapacidad del Estado para proteger a los ciudadanos”.