CHILPANCINGO, Gro., 25 de julio de 2014.- Diferentes organizaciones afromexicanas llamaron a erradicar la discriminación y racismo que, en pleno siglo XXI, aún se vive en el estado de Guerrero y en el país.

En el contexto del Día Internacional de las Mujeres Afrodescendientes, la Red de Mujeres Jóvenes Indígenas y Afromexicanas, Juventud Afromexicana (Juafro), el Instituto de liderazgo Simone de Beauvoir A.C. y la Red JOVI de la Casa Manos Unidas de Ometepec Guerrero, emitieron una postura en la que exigen reconocimiento pleno a los derechos y garantías de esta población, que predomina en la región Costa Chica de la entidad.

“Hacemos el llamado a la sociedad para erradicar la visión discriminadora y racista, que denosta la manera cultural y por construcciones de conceptos falsos por los que se no ha dado a conocer en la sociedad”, indicaron en un comunicado.

Remarcaron que las mujeres afromexicanas han desempeñado un papel importante en la historia y desarrollo económico, social y cultural de los pueblos, “a pesar de ser invisibles dentro de la misma historia”.

“Hemos aportado a la cultura, al crecimiento, al desarrollo, economía y cultivo dentro de la historia, aun así no hemos sido vistas como sujetas de derechos. Hemos llegado como esclavas a este continente bajo un sistema patriarcal que actualmente sigue existiendo”, reprocharon.

Por ello, pidieron que la sociedad y los gobiernos escuchen y tomen en cuenta a las mujeres afromexicanas.

“Queremos ser escuchadas y tomadas en cuenta en las decisiones de nuestros pueblos y comunidades, a participar en la construcción de aportes y reflexiones filosóficas, académicas e institucionales, para abrir brechas en los espacios de toma de decisión a nivel estatal, nacional e internacional, para visibilizar la identidad afrodescendiente”, se indica en el desplegado.

Las mujeres afromexicanas pidieron que se les garantice el derecho a la educación, a través de becas que les permitan continuar con sus estudios.

También pidieron que se garantice su derecho a la salud, vida digna y libre de violencia, trabajo remunerado.

El estado de Guerrero reconoció este año al pueblo Afromexicano, dentro de su constitución local, en los artículos 8,9,10,11,12 y 13.

En el convenio 169 de la OIT se les reconoce como pueblo Trival.