MÉXICO, DF, 8 de octubre del 2014.- Al final de la marcha en apoyo a los normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, el fundador del PRD, Cuauhtémoc Cárdenas, fue increpado por un grupo de jóvenes que se autodenominan ‘anarcos’, insultado y agredido, al lanzarle todo tipo de objetos.

 

La agresión a Cárdenas también alcanzó al escritor de izquierda, Adolfo Gilly, quien resultó herido de la cabeza y sangraba profusamente. Acompañando a estos dos personajes también se encontraba el activista Javier Sicilia, quien se separó del grupo en Av. 20 de Noviembre, en el Zócalo capitalino.

 

Los agresores verbales, le gritaban a Cárdenas: “asesino, delincuente, hijo de puta” y manifestaban que ni PRD, ni PRI o algún otro partido político deberían de participar en este tipo de mítines.