CHILPANCINGO, Gro., 14 de diciembre de 2014.- Luego de que la madrugada de este domingo ocurriera un enfrentamiento entre maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG), normalistas y policías federales en Chilpancingo, Omar García, compañero de los estudiantes desaparecidos en Iguala, aseguró que la represión no los va a detener.

 

A través de su cuenta de Twitter, el joven de Ayotzinapa condenó la agresión que sufrieran a primeras horas, cuando policías interceptaron los vehículos en los que viajaban previo al concierto que varias bandas ofrecerían en la capital guerrerense en apoyo a las familias de los normalistas.

 

“Alerta! Policía federal golpea a compañeros en Chilpancingo, intentan impedir concierto de Panteón Rococó de esta noche por los 43”, anunció en un primer mensaje.

 

García señaló que los federales se encontraban en estado de ebriedad y que habían iniciado la agresión cerca de las 4:20 am.

 

“Estropearon las camionetas que llevábamos, pretendían que nos accidentáramos #EselEstado”, acusó en la red social, al tiempo que compartió imágenes de los hechos.

 

El normalista solicitó al pueblo y a los pueblos del mundo su intervención y solidaridad, además de asegurar que el concierto seguiría en pie y que nada los detendría.

 

“Ellos están acostumbrados a ver q mucha gente se les pone de rodillas y no toleran, les da rabia, sufren mucho cuando hay un pueblo q no”, sentenció.

 

Por su parte, Óscar Saldaña, representante del grupo Panteón Rococó, confirmó que en la madrugada de este domingo presuntos policías federales se enfrentaron con estudiantes normalistas, tras ser informado vía telefónica por varios de sus compañeros músicos que ya se encontraban en Guerrero.

 

El concierto “Una luz en la oscuridad” que se había cancelado por representar un riesgo para los asistentes, se cambió de sede para finalmente realizarse en Tixtla a las 17:00 horas.