CHILPANCINGO, Gro., 19 de diciembre de 2013. Los damnificados de la tormenta tropical Manuel que se albergan en el Instituto del Deporte y la Juventud (Indej) negaron la recepción de un apoyo para renta de vivienda que el presidente municipal, Mario Moreno Arcos, anunció a través de los medios de comunicación.

El alcalde de Chilpancingo dijo que ya era necesario desalojar a los albergados del Indej para darle el uso debido a las instalaciones, por ello se comprometió a apoyarlos con el pago de renta de viviendas, para no dejarlos en el desamparo.

Sin embargo, de acuerdo a los damnificados, ningún funcionario del gobierno municipal se acercó para ofrecerles este apoyo.

La integrante del Comité de Damnificados, Lorena Frida Martínez Hernández, indicó que la mayoría de los albergados sufrieron pérdida total de sus viviendas a causa de las lluvias de la tormenta tropical Manuel.

En algunos casos, dijo, no se puede levantar nuevamente la vivienda porque los terrenos se dictaminaron como zona de alto riesgo.

“Estamos aquí porque tenemos la necesidad de ser reubicados, por eso estamos aguantando, nuestras casas están totalmente desbaratadas, no estamos aquí por comodidad, estamos aquí porque no tenemos a donde ir”, dijo.

Comentó que el gobierno municipal mandó representantes para convencerlos de abandonar el albergue a cambio de 2 mil pesos y 10 láminas.

“Nos dijeron que pusiéramos una lona en nuestros terrenos y nos fuéramos a vivir ahí, pero con 2 mil pesos y unas laminas no se hace nada, a muchos ni siquiera nos llegó la tarjeta de enseres ni el apoyo del empleo temporal”, reprochó.

Por su parte el damnificado Antonio Guerrero puntualizó que hay 67 familias albergadas, un aproximado de 200 personas.

Lamentó que el gobierno no le otorga a los damnificados las despensas y apoyos que la población donó.

Dijo que aún se ve la llegada de trailers cargados de despensas, pero en el albergue le niegan pañales y hasta papel higiénico a los damnificados.