CHILPANCINGO, Gro., 25 de mayo de 2016.- El coordinador de la fracción parlamentaria de Movimiento Ciudadano en el Congreso local, Ricardo Mejía Berdeja consideró que “de nada sirve que se nombre a un nuevo  titular de la Secretaría de Seguridad Pública de Acapulco, si la policía municipal sigue operando con mandos no certificados y 667 policías no aptos para el cargo están en las calles”.

Durante la sesión de este miércoles, Mejía Berdeja fijó postura ante el pleno de la Comisión Permanente, en relación a la situación de la certificación de las policías municipales y la inseguridad pública en Acapulco.

Mejía Berdeja acusó “que el problema de la delincuencia en Acapulco, está dentro de la propia policía”, y retomó las  declaraciones del ex secretario de Seguridad Pública, Alfredo Álvarez Valenzuela quien en días pasadas declaró al periódico Reforma que la policía municipal es la delincuencia organizada, a lo que el legislador indicó que “existe infiltración del crimen organizado en la policía municipal de Acapulco, con la tolerancia y protección del alcalde, Evodio Velázquez Aguirre”.

Criticó la designación del actual secretario de Seguridad Pública, Max Lorenzo Sedano Romano y defendió la administración del ex alcalde de MC, Luis Walton Aburto asegurando que durante el periodo 2012-2015, mil 70  agentes policiacos reprobaron las evaluaciones y por tanto no debían seguir desempeñando la función policial.

Indicó que a 403 policías se les liquidó laboralmente y quedaron pendientes de liquidación 667 policías quienes, según Mejía Berdeja, el actual alcalde de Acapulco “equipó e incorporó a la policía municipal”.

Dijo que actualmente en Acapulco se dan alrededor de 100 homicidios dolosos por mes, de los cuales, entre  cuatro y cinco asesinatos se registran diario.

El diputado llamó a los legisladores a intervenir en el tema para que en Acapulco se termine la certificación de los policías y que los ayuntamientos que firmaron el Mando Único se pongan a trabajar, de lo contrario “mientras siga la infiltración de la delincuencia, no habrá intervención de la Federación y seguirán los asesinatos”, puntualizó.

Por otra parte, el legislador formalizó ante el pleno, la petición de convocar un periodo de sesiones extraordinarias para dictaminar la legalización del cultivo de la amapola para fines medicinales, la tipificación de halconeo y dictaminar la iniciativa que sancione la pederastia.

Mejía Berdeja acusó a la Comisión de Justicia del Congreso, que encabeza el diputado priísta, Héctor Vicario Castrejón de tener en la congeladora al menos 15 dictámenes, “de importancia social y político”, que por “el tortuguismo parlamentario se congelan”.