CHILPANCINGO, Gro., 21 de septiembre de 2015.- Un grupo de 30 alcaldes del PRD se manifestaron afuera del Congreso de Guerrero, para exigir que se adelante el pago de los recursos del Fortamun y Ramo 33, correspondientes al mes de septiembre.

Los alcaldes se reunieron en el restaurante Señorial, que se ubica frente al Palacio Legislativo; alrededor del mediodía, cruzaron la calle y se apostaron afuera de la entrada principal del Congreso.

Los presidentes municipales portaron playeras con el siguiente mensaje: “Más vale una protesta pendeja, que un pendejo que no protesta”.

Durante casi una hora, el personal de seguridad les impidió el acceso a las instalaciones del Legislativo.

“Déjennos pasar aunque sea a la sombra, ¡tenemos calor!”, exclamaron los munícipes en varias ocasiones.

Ante el paso del tiempo y sin que los recibiera alguien en el Congreso, los alcaldes buscaron un refrigerio, interceptaron a una vendedora ambulante, le compraron todos los elotes y se los repartieron.

En entrevista, el presidente municipal de Tlapa de Comonfort, Isaías Rojas Ramírez explicó que están exigiendo el adelanto de los recursos del Fortamun y Ramo 33 para pagar salarios de policías, proveedores, la parte proporcional de aguinaldos y adeudos pendientes que contrajeron en el mes de septiembre.

Rojas Ramírez recriminó la falta de apoyo del gobernador Rogelio Ortega Martínez para atender esta situación.

Dijo que en caso de no encontrar respuesta en el Congreso ni en el gobernador, los 81 alcaldes guerrerenses acudirán a la Secretaría de Hacienda, en la Ciudad de México, para exponer la problemática y solicitar el adelanto en el pago del recurso federal correspondiente a septiembre.

Por su parte, el presidente municipal de Tecpan de Galeana, Crisóforo Otero Heredia aclaró que dicho recurso no se utilizará para “llevarse un bono”.

“No queremos llevarnos un bono como muchos pueden pensar, queremos dejar saneado el ayuntamiento, no dejar deudas, que quien llegue le pueda dar seguimiento a las obras que nosotros dejamos pendientes. Todavía no sabemos qué va a pasar, porque hay deudas institucionales, a proveedores, gastos, hay incertidumbre”, explicó.

Luego de casi una hora, una comisión de 20 alcaldes fue recibida por la presidenta de la Comisión de Gobierno del Congreso, Flor Añorve Ocampo.

La reunión se realizó a puerta cerrada y los alcaldes se retiraron pacíficamente una vez que concluyó.