MORELIA, Mich., 30 de diciembre de 2014.- Un informe de la Secretaría de Gobernación (Segob) alerta sobre la creciente presencia de niñas y adolescentes mujeres en los flujos migratorios hacia Estados Unidos, tanto centroamericanas como mexicanas, informa el periódico Reforma.

 

El documento elaborado por la Unidad de Política Migratoria señala que, entre 2010 y 2013, las mujeres representaron entre 25 y 27 por ciento de los menores migrantes detenidos por el Instituto Nacional de Migración (INM), mientras que entre enero y septiembre de 2014 la presencia femenina entre los menores asegurados llegó a 36.2 por ciento.

 

Hasta septiembre de 2014, año en que se observó un incremento exponencial de los flujos de menores centroamericanos hacia Estados Unidos, seis mil 263 niñas y adolescentes centroamericanas fueron presentadas ante el INM, 135 por ciento más que en 2013.

 

El reporte detalla que el incremento de la presencia femenina en estos flujos está determinada por las tendencias que registran las niñas y adolescentes hondureñas, cuyo peso creció en 13.8 puntos porcentuales entre 2013 y 2014, en el periodo enero-septiembre, al pasar de 25.6 a 39.4 por ciento.

 

En el caso de las guatemaltecas, indica, el crecimiento entre 2013 y 2014 (periodo enero-septiembre) fue de 7.6 puntos porcentuales, al pasar de 22.4 a 30 por ciento, mientras que entre las salvadoreñas creció solamente 3.5 puntos porcentuales.

 

El reporte Menores migrantes en México, Extranjeros presentados ante las autoridades migratorias y mexicanos devueltos por Estados Unidos, publicado a finales de noviembre, también da cuenta de un ligero repunte en la presencia de niñas y adolescentes en los menores mexicanos repatriados desde la Unión Americana.

 

“Se advierte un incremento en la participación relativa de niñas y adolescentes, que representan 16.1 por ciento del flujo, 3 puntos porcentuales más que en 2013”, destaca.

 

Según el documento, en 2013 las niñas y adolescentes representaron 13.8 por ciento de los menores mexicanos repatriados desde EU, mientras que entre enero y septiembre de 2014, su presencia se elevó a 16.1 por ciento, nivel que se observó en 2011 y 2012.

 

El documento da cuenta que, en general, el flujo de menores migrantes originarios de El Salvador, Guatemala y Honduras alcanzó su nivel máximo entre mayo y julio, cuando tuvieron lugar 8 mil 177 presentaciones de niños y adolescentes.

 

Entre agosto y septiembre se observó una sensible disminución del número de presentaciones, que se debe, refiere el documento, al decremento de los menores hondureños detenidos por las autoridades migratorias.