MÉXICO,DF., 4 de septiembre de 2015.- En México existe una alerta social y de salud pública, la explotación de mujeres con fines reproductivos, una industria millonaria que se dedicada a la renta de vientres maternos para colocar bebés con parejas que buscan una madre gestante o sustituta, pero con un cúmulo de complicaciones que dejan en la incertidumbre y la indefensión jurídica a la mamá gestante y al bebé, alertó Early Institute.

De acuerdo con un comunicado de prensa, especialistas de Early Institute refieren que hoy en día en nuestro  país la renta de vientres está prohibida y sólo estados como Tabasco y Sinaloa cuentan con la figura de maternidad subrogada. Sin embargo, hospitales privados hacen el procedimiento al margen de la ley y sin garantías para la mujer gestante, a quien hacen firmar, contratos poco claros con la finalidad de que sí alguna mujer pierde al bebé en gestación no cobre su “servicio”.
Sigue la nota completa en Quadratín México.