CIUDAD DE MÉXICO., 30 de marzo del 2016.- El director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Mikel Arriola, anunció una reforma legislativa con la que se busca introducir la regla de ‘default’ para que aquellos que en vida no hayan rechazado donar sus órganos, éstos les sean extraídos y entregados a quienes los necesiten.

Actualmente México cuenta solo con 2.8 donantes por cada millón de habitantes, mientras que en Latinoamérica la cifra llega a 6.5.

En entrevista con el director general de Grupo Milenio, Carlos Marín, el funcionario federal calificó como “revolucionaria” esta modificación legal, misma que estará muy “atento de operar” en el Congreso de la Unión.

Reconoció que en el último año los trasplantes se incrementaron 10 por ciento entre vivos y 11 por ciento con cadáveres.

En ese sentido, el funcionario aseveró que es más benéfico procurar los órganos de los muertos que de las personas que no han fallecido.

La nota aquí.