CHILPANCINGO, Gro., 16 de julio de 2014.- En noviembre a más tardar, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), tendrá listos proyectos de infraestructura para detonar el desarrollo económico de la región sur-sureste de México, de la cual Guerrero forma parte.

También comprende las entidades de Chiapas, Tabasco, Veracruz, Campeche, Quintana Roo, Yucatán.

El gobierno federal destinó 500 millones de pesos para ejercerse este año en el fondo de desarrollo de la región, los cuales serán destinados a generar expendientes técnicos para determinar cuáles son los proyectos de mayor impacto y que se buscan impulsar, de acuerdo con información de El Financiero.

Al término de la inauguración de la Reunión Intermedia Anual de la Red Latinoamericana de Políticas de Desarrollo Regional, donde la Secretaría es anfitriona, el titular Jorge Carlos Ramírez Marín expuso que “Hemos trabajado de cerca con los gobernadores en esta etapa previa a la distribución del fondo y los estados optaron, en lugar de repartirse por pedazos los recursos, por escoger proyectos que abarquen a varios estados”.

La Secretaría de Hacienda puso como fecha límite septiembre para presentar los proyectos y se prevé que en noviembre la Sedatu firme los convenios de coordinación con los titulares del poder ejecutivo locales para instrumentarlos.