CHILPANCINGO, Gro., 10 de septiembre de 2014.- Familiares de reclusos del Cereso de Chilpancingo denunciaron que varios internos se encuentran golpeados debido a que cientos de policías y soldados allanaron las instalaciones del penal.

Según lo publicado en La Jornada en Línea, los familiares que pudieron ingresar -por ser hoy un día de visita-, afirman que había decenas de reclusos golpeados, por lo que reclaman la presencia del titular de la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Guerrero (Coddehum), Ramón Navarrete Magdaleno, así como de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), porque en el reclusorio también hay presos del fuero federal.

Los familiares también solicitan que se les permita el ingreso al lugar ya que temen por la seguridad de sus hijos. Se informa que los presos siguen amotinados.