CHILPANCINGO, Gro., 13 de agosto de 2015.- Trabajadores del sector Salud en Guerrero amagaron con paralizar sus funciones en la dependencia por “la arbitrariedad del contralor interno Obdulio Izquierdo Ortiz”.

A través de una carta dirigida a los medios de comunicación, el gremio acusó que Izquierdo Ortiz, quien sin ninguna facultad, “ordenó suspender el pago de compensaciones a cientos de trabajadores que ganamos salarios muy bajos y en esa prestación tenemos un extra para atender las necesidades de nuestras familias, mientras el funcionario protegido del gobernador Rogelio Ortega Martínez, tiene a sus hijas y demás parentela ganando salarios estratosféricos en detrimento del presupuesto de Salud”.

En este sentido evidenciaron un discurso contradictorio desde la autoridad que dice que no habrá dinero para vectores ni para combatir el dengue o chikungunya, “pero sí para que cobren sus jugosos salarios personas como su hija Laura Lissania Izquierdo Álvarez, joven de 26 años que cobra como médico 40 mil pesos mensuales en el Hospital General de Renacimiento en Acapulco”.

También reprocharon que el primo del contralor, Ricardo Ramírez Dimayuga, recibe 50 mil pesos “por hacer quien sabe qué”.

En la misiva, explicaron que las compensaciones debieron ser pagadas en los primeros días de la semana, “pero mañana (hoy viernes) es el último día hábil de la semana y nos hicieron creer que nos pagarían pero este funcionario prepotente ordenó que no.

“Por eso estamos decididos a paralizar labores a partir del lunes en todas las regiones y unidades médicas de la Secretaría de Salud si nadie interviene para poner en su lugar a Obdulio Izquierdo.”