CHILPANCINGO, Gro., 4 de mayo de 2016.- El presidente de la Comisión Estatal de Defensa de los Derechos Humanos (Coddehum), Ramón Navarrete Magdaleno, reconoció que “hubo violencia innecesaria” tanto de manifestantes como de policías federales durante el desalojo de la Autopista del Sol realizado el pasado jueves.

Entrevistado antes de un evento que organizó la Auditoría General del Estado llamado Profis 2016 Jornada de Capacitación dirigido a los ayuntamientos, Navarrete Magdaleno dijo que la Policía Federal tiene un protocolo establecido para desalojar dicha carretera pero admitió que esta vez se ejerció la violencia por una confusión.

“La Policía Federal tiene sus protocolos, ya nos los ha mostrado en algunas ocasionas en las que ha desalojado la Autopista. Lo que vimos en esta ocasión fue una confusión dentro de todo el movimiento, la violencia que se generó. Eran muchísimos manifestantes, muchos menos policías y eso generó una violencia innecesaria porque ejercieron violencia los manifestantes y también la autoridad”, expresó.

Al preguntarle si hubo abuso por parte de las autoridades, el presidente del organismo respondió que no podía afirmar si hubo abuso de autoridad ya que el  expediente sigue abierto.

“Sería ocioso que yo dijera ahorita cual va a ser el resultado de una investigación que está en curso”, dijo.

 Sin embargo consideró que el desalojo se salió de control ya que la Coddehum no aprueba  el uso de la fuerza innecesaria y que prefiere resolver este tipo de casos a través de “diálogo y sensatez”.

En otro tema el presidente de Coddehum dijo que el bullying ha existido de manera histórica en todas las escuelas del estado, sobre todo en primarias donde los niños les quitan alimentos y dinero a otros e incluso abusan físicamente de ellos.

Dijo que el abuso entre niños se da más en ciudades con alto número de habitantes, como Acapulco, Chilpancingo, Iguala, Taxco y Zihuatanejo.