ACAPULCO, Gro., 11 de junio de 2014.- El procurador de Justicia de Guerrero, Iñaky Blanco Cabrera, reveló que personal de esa dependencia que investiga el asesinato del periodista, Jorge Torres Palacios, fue amenazado por miembros de la delincuencia organizada para que dejen de indagar sobre el crimen.

En conferencia de prensa en Acapulco, el fiscal estatal indicó que “son amenazas de grupos de la delincuencia organizada, que consisten en que no se debe profundizar en la investigación”.

Blanco Cabrera precisó que las amenazas fueron recibidas por personal de la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJE), quienes están haciendo investigaciones del homicidio, por lo que ordenó tomar las medidas de seguridad correspondientes, además de iniciar una investigación sobre el particular.

Dijo que debido a ello existe la posibilidad que una de las lineas de investigación se vuelque hacia el crimen organizado.

Como tal existe la posibilidad, es una de tantas líneas de investigación, de hecho es lo que propicia que la PGJE decline competencia a favor de la SEIDO”

Aclaró que la investigación que hace la Procuraduría General de la República (PGR) no se trata de una atracción, sino que la fiscalía estatal declinó la competencia debido a las investigaciones que se tienen al respecto.