ACAPULCO, Gro., 20 de diciembre de 2013.- Al afirmar que los líderes cetemistas son “agachados y callados”, el dirigente de transportistas de la Confederación de Trabajadores de México, Iván Arizmendi, afirmó que las autoridades no tendrán paz a partir del próximo año en caso de que no rectifiquen y destituyan del cargo al Secretario de Seguridad Pública de Acapulco Alfredo Álvarez Valenzuela.

Entrevistado al concluir la reunión que junto con el abogado José Sánchez Sánchez, quien se mantuvo en la “clandestinidad”, Arizmendi Nava dijo que por el momento se mantendrán cautelosos y aclaró que no se trata de una tregua porque “se dan entre las guerrillas”, ya que los quejosos son comerciantes y trabajadores del volante.

Indicó que él no se esconderá a pesar de las denuncias que interpusieron en su contra y se consideró un representante obrero que retomará el estilo de lucha de Fidel Velázquez.

“La CTM de acuerdo a sus antecedentes históricos siempre ha sido una central obrera de lucha, una central obrera combativa y no tengo porque convertirme como todos mis homólogos, agachados y calladosla CTM es la CTM del pueblo, la CTM de lucha y sino que chequen los antecedentes históricos, que lean los libros de Lombardo Toledano, que vean como llego don Fidel Velázquez a la CTM, con toda esta gente, vendiendo leche”.

Admitió que está amparado, y esbozó una sonrisa al decir “ahorita ya soy delincuente, ya tengo ordenes de aprehensión” y ratificó que persistirán en su postura para que destituyan al jefe de la policía local. “Nos tienen que escuchar”

“Las peticiones son las mismas que se vaya Valenzuela”. “No hay de otra que se vaya Valenzuela o que me meta a la cárcel o que me desaparezca, pero mientras el gobierno no nos cumpla, no van a tener paz, la única paz que tienen es la del 24 de diciembre”.

Finalmente ratificó que seguirán los bloqueos a partir del 2014, hasta que logren la destitución del secretario de seguridad pública.