ACAPULCO, Gro., 28 de julio de 2015.- Integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) analizan la posibilidad de no abrir el siguiente ciclo escolar, ello como protesta por las disposiciones de la nueva Ley de Educación y por las evaluaciones.

Reyes Ramos Guerrero, dirigente de la CETEG, dijo que el próximo tres de agosto se reunirán para determinar si también adoptaran esa medida como respaldo a la sección 22 de Oaxaca y encauzarlo en un movimiento nacional.

El dirigente magisterial, dijo que también exigirán que las 12 mil 326 plazas que no tienen techo presupuestal, sean reconocidas por la Secretaría de Educación Federal, lamento que por muchos años gobernadores de Guerrero entregaran plazas sin pensar a futuro lo que pasaría.

Pidió al gobernador Rogelio Ortega que culpe al magisterio del boquete económico que tiene la entidad, aseguró que la crisis financiera y el déficit de 13 mil millones de pesos es por la corrupción no porque se pagara a maestros no reconocidos por la federación a principios de este año con dinero del estado.