MÉXICO DF, 6 de octubre de 2014.- El coordinador del PAN en el Senado, Jorge Luis Preciado, informó que al interior de Acción Nacional se analiza la conveniencia de solicitar licencia al gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre o pedir al Congreso la desaparición de poderes en la entidad para que el gobierno federal intervenga directamente, ante la presunta ejecución de jóvenes normalistas de Ayotzinapa, a manos de policías municipales.

 

“Creemos que el gobernador debe presentar su renuncia hasta por dignidad, pero se está revisando desde la renuncia hasta la desaparición de poderes tomando en cuenta la complejidad del mismo en virtud de que el año que entra hay elecciones, es un tema que vamos a discutir y será presentado al Pleno”, destacó el legislador blanquiazul.

 

En torno a la desaparición de poderes explicó que se trata del retiro del Congreso, el Poder Judicial y el Poder Ejecutivo encabezado por el gobernador y debe ser una decisión acordada por la mayoría en el Pleno del Senado de la República, garantizando el derecho de audiencia que serán señaladas.

 

“Este no es un proceso rápido, ni sencillo y la situación es que en los próximos siete meses hay cambio de gobernador por la vía electoral, por lo que habría que evaluar si esta situación resuelve o no el problema y en caso de que se solicite su renuncia podríamos avanzar con gobernador sustituto nombrado por el Congreso del estado y darle estabilidad a la entidad”.

 

El coordinador subrayó que ante el incremento del número de homicidios, extorsiones y secuestros sigue sin existir una estrategia clara por parte del gobierno federal que delinea la ruta de solución a estas situaciones, desde homicidios masivos como en Iguala, hasta violaciones severas de derechos humanos como el caso de Tlatlaya, Estado de México.

 

“Es necesario que hagamos un alto en el camino y podamos replantear hacia dónde va nuestro país en materia de seguridad, el combate a la delincuencia organizada y hacia dónde van las autoridades federales, locales y estatales en esta vorágine que está cobrando vidas humanas”, resaltó Preciado Rodríguez.

 

El legislador apuntó que el análisis de fondo en este contexto es ponderar si el retiro del gobernador resuelve la inseguridad que se vive en Guerrero, aunque dijo que la renuncia de Aguirre Rivero sería un mensaje contundente para los mexicanos, que refrendaría que las autoridades estén involucradas con la delincuencia o no cuenten con la capacidad de gobernar serán removidas.

 

Cuestionó sobre la veracidad de que el gobierno municipal y estatal no estuviera al tanto de la colusión del crimen organizado con el edil de Iguala. “Si no tenían el más mínimo elemento para saber que el director de la Policía coordinaba a los narco policías que trabajaban para un cártel, estamos en una situación sumamente grave”, concluyó.

 

Ante estos sucesos, Grupos Parlamentarios en la Cámara Alta fijarán su postura y proceder en el Senado para atender estos hechos.