Durante el desarrollo de la marcha Movimiento Ayotzinpa,a un grupo de jóvenes que se presume son estudiantes y otras personas, aprovecharon el paso por el Congreso del Estado para arrojar piedras a los policías antimotines que permanecen en el interior del edificio.

Esta agresión también se dio en contra de las personas que se encuentran tomando fotografías del acto vandálico.

En el lugar sobrevoló un helicóptero de las fuerzas federales a fin de vigilar la zona.

Pasado el contingente, el Congreso del estado se reporta sin novedad ya que las instalaciones no presentan daño evidente alguno.