MÉXICO, DF. 7 de enero de 2015.- El líder nacional del PRD, Carlos Navarrete reconoció que su agrupación política aprendió la lección con el “caso Abarca” y actuó a tiempo en el tema del municipio potosino de Soledad de Graciano Sánchez, donde el alcalde José Ricardo Gallardo ha sido detenido y señalado de contar con presuntos vínculos con el crimen organizado.

 

Según recoge Excélsior, Navarrete reconoció que, tras la captura de algunos de sus alcaldes en los últimos meses por su relación con la delincuencia, “se podría generar un fuerte impacto en la opinión pública de cara a las elecciones del próximo 7 de junio”, no obstante, reiteró que al interior del Sol Azteca “no hay ni habrá protección ni encubrimiento para nadie” por lo que el Protocolo para Fortalecer la Cultura de la Legalidad y la Ética Política se aplicará a todos los militantes del PRD sobre quienes existan sospechas de anomalías en su desempeño político.

 

Durante la primera conferencia de prensa que ofrece en el año, el dirigente nacional del PRD hizo un llamado a los otros partidos políticos para que sean transparentes y no oculten los casos irregulares que detecten en los municipios que gobiernan para evitar tragedias como la de la desaparición de los 43 jóvenes normalistas de la Normal Rural de Ayotzinapa en Iguala, Guerrero.

 

Carlos Navarrete anunció además que su partido ya está listo para contender en el proceso electoral y que han iniciado una fase de reencuentro con sus electores para recuperar de esta forma la confianza de la ciudadanía.

 

Leer más en Excélsior