ACAPULCO, Gro., 16 de diciembre de 2015.- Con 74 votos a favor, 20 en contra y una abstención, el Senado de la República aprobó la reforma política que convierte al Distrito Federal en una entidad federativa que será conocida oficialmente como la Ciudad de México.

Según publica El Universal, se estableció que una vez que los Congresos locales aprueben la reforma constitucional, el INE emitirá la convocatoria para elegir a los integrantes de la Asamblea Constituyente, y se recorrió de febrero a marzo de 2016 la elección de los diputados constituyentes independientes.

Con estos cambios, la Ciudad de México contará con autonomía de gestión y creará su propia Constitución, la cual se redactará antes del 1 de enero de 2018.

La figura del jefe de gobierno se mantendrá y ahora podrá nombrar al procurador de Justicia y al jefe de la Policía capitalina, designaciones que hacía el Presidente de la República.

Además, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) se convertirá en un Congreso local, con lo que adquirirá la facultad para aprobar o rechazar reformas constitucionales, como el resto de los Congresos estatales.

Asimismo, las delegaciones se transformarán en demarcaciones territoriales que serán administradas por un alcalde, que tendrá un cabildo como contrapeso.

Más información aquí.