CIUDAD DE MÉXICO, 15 de marzo de 2016.- El Pleno de San Lázaro aprobó en lo general y en lo particular y por unanimidad de 425 votos, una reforma a Ley General de Salud para prohibir tatuajes y perforaciones en puestos ambulantes.

Con la modificación del primer párrafo del artículo 268 Bis-1 de dicha legislación se impide la realización de tatuajes, micropigmentaciones y perforaciones en puestos semifijos, módulos móviles o ambulantes, con el fin de proteger la salud de los usuarios de estos procedimientos y minimizar los riesgos a los que estos sean susceptibles.

Al fundamentar el dictamen de la Comisión de Salud remitido al Senado de la República para sus efectos constitucionales, el diputado del PAN Víctor Ernesto Ibarra Montoya sostuvo en tribuna que de acuerdo a expertos en el país al menos tres de cada 10 mexicanos tienen un tatuaje.

La nota aquí.