MEDELLÍN, Ver., 5 de febrero de 2015.- La Procuraduría General de Justicia del Estado detuvo en calidad de arraigados a 36 policías municipales de Medellín para continuar con la investigación por el caso de la desaparición del reportero y activista Moisés Sánchez Cerezo.
Por el momento la seguridad quedará en manos de la Fuerza Civil de Veracruz, cuyo convoy llegó la madrugada de este martes.