TLAPA, Gro., 16 de julio 2014.- La Alianza de Mujeres por una Maternidad Libre y Segura señaló que con una encuesta que sólo muestra a menos del uno por ciento de la opinión guerrerense respecto a la interrupción legal del embarazo, la diputada Ana Lilia Jiménez Rumbo exhibe ignorancia de sus propios derechos.

A través de un boletín, la organización aseguró que la perredista reconoce que las mujeres abortan en condiciones inseguras y que seguirán haciéndolo, pero contradictoriamente a lo que afirma, mantiene su postura de votar en contra de la Iniciativa por una Maternidad Libre y Segura, que garantiza la vida y salud de las mujeres.

Jiménez Rumbo presentó una supuesta encuesta de opinión que evoca diversos porcentajes inclinados dudosamente a rechazar cualquier modificación a las leyes estatales para favorecer a la mujer para que pueda abortar, por cualquier razón, antes de las doce semanas del embarazo.

Lo anterior, señala la alianza, ejerce de manera indirecta una violación a los derechos humanos de las mujeres.

La diputada resulta, según el análisis de mujeres activistas, un peligro a las ideologías progresistas y de izquierda que están establecidos en los estatutos y principios de su propio partido, al amenazar a quien enarbole el derecho a decidir de las mujeres sobre su cuerpo y su maternidad; también se revela que toda mujer que interrumpa su embarazo será perseguida como delincuente y castigada con cárcel por considerarlas como asesinas.

El texto agrega que Jiménez Rumbo muestra una total ignorancia de sus propios derechos establecidos en normas internacionales y reconocidas en el Artículo 1º y 4º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, evidenciando su falta de identidad y solidaridad con su género al hacer suya una propuesta de las corrientes facistas, misóginas, conservadoras y de ultra derecha.

El documento reprocha que la diputada parece estar más preocupada por su candidatura que por la vida y salud de las mujeres.

Continúa el boletín: “A la diputada le faltó informar en dónde se aplicó la encuesta, en qué municipios, distritos y quién financió la encuesta, cuál fue la metodología utilizada, cuál fue el criterio para la selección de preguntas y temas; porque más bien parece una encuesta hecha a modo con preguntas cerradas que inducen a dar la respuesta que se quiere obtener y no una encuesta de interés científico y transparente, realizada por alguna Universidad o centro de investigación de confiable metodología”.

Las mujeres feministas recriminan el actuar de la diputada y le cuestionan por qué no da cuenta de los tres años que ha cancelado el Parlamento de Mujeres, que es su obligación realizar.

Además, exigen que informe sobre las acciones que ha realizado a favor de las mujeres, ya que no han visto avance alguno; por otra parte le solicitan que se retire si desconoce lo que significa esa comisión y la agenda que debe asumir.