CHILPANCINGO, Gro., 4 de marzo de 2015.- El gobernador Rogelio Ortega, afirmó que ha logrado encarar “con éxito la crisis que produjo la tragedia de Iguala”, en la que desaparecieron 43 estudiantes a manos de policías corruptos y criminales, señala una nota de La Opinión.

Sobre las movilizaciones que se llevaron a cabo este miércoles en repudio a la muerte del maestros el 24 de febrero, dijo que Guerrero es más que un conflicto magisterial y mucho más que la tragedia de Iguala.

Ortega lamentó que prevalezca la percepción de que en el estado hay “una situación de crisis”, algo que no ve cuando recorre sus municipios. “En mi evaluación, lo hemos ido logrando”, aseveró Ortega, quien resaltó que ahora lo que queda es “la protesta radical”.

La nota en La Opinión