CHILPANCINGO, Gro., 13 de agosto de 2014.- Reporte Índigo ha revelado un fragmento adicional de audio del video de la fiesta en la que participaron diputados y funcionarios panistas, en el que aparece en escena un nuevo personaje, se trata de Edelmiro Sánchez Hernández, quien fuera detenido en el año 2004 por autoridades de Nuevo León debido a que fue interceptado con 87 kilogramos de marihuana en su camioneta, además está implicado en el asesinato de Hernán Balden, ex diputado del mismo estado, en hechos ocurridos el 7 de septiembre del 2012.

Por el cargo de narcotráfico fue absuelto, debido a que su chofer cargó con toda la culpa, sin embargo, en la averiguación ministerial por el asesinato de Hernán Belden, todavía aparece Edelmiro como el último hombre que citó y habló con el legislador, antes de ser levantado y asesinado.

Sánchez Hernández habría sido uno de los organizadores de la fiesta panista y su responsabilidad habría consistido en rentar la mansión conocida como Villa Balboa, ubicada en la Carretera a Barra de Navidad, en el kilómetro 3.8, en la Playa Venados, que cuenta con siete dormitorios frente al océano y que cuesta 3 mil dólares diarios.

En el nuevo video se puede ver a Edelmiro mientras conversa con los diputados Martín López, de Nuevo León, y Jorge Iván Villalobos, legislador por Sinaloa y vicecoordinador de la fracción panista. En cierto momento recibe de sus empleados un paquete de condones que reparte a los congresistas, además bromea con ellos cuando López toca el glúteo de una de las bailarinas.

Edelmiro Sánchez también comenta sobre los condones que sus empleados le proporcionaron: “Como los que entrega Márgara allá”, en referencia a la alcaldesa regia.

La fiesta en la que participaron entre otros coordinador de enlace potosino Alejandro Zapata; al líder de la bancada, el diputado por Guanajuato Luis Alberto Villarreal; al vicecoordinador de la bancada panista, Jorge Iván Villalobos Seáñez; Martín López, diputado federal por el séptimo distrito de Nuevo León; Máximo Othón Zayas, del séptimo distrito de Sonora; José Alfredo Labastida Cuadra, secretario técnico del Grupo Parlamentario del PAN, habría sido organizada por Edelmiro y Walter Frank, amigo del alcalde de Movimiento Ciudadano, Ramón Demetrio Guerrero, y contratista del Ayuntamiento de Puerto Vallarta.

En septiembre de 2012 el asesinato del diputado local de Nuevo León, Hernán Belden, estremeció a Monterrey.

Comenzó como una investigación de secuestro y homicidio, que pronto implicaron a Edelmiro Sánchez.

Y es que cuando Mauricio Fernández, alcalde panista de San Pedro Garza García, en el área metropolitana de Monterrey, comentaba el secuestro de un joven ocurrido durante la madrugada del 7 de septiembre, de pronto dijo públicamente que también el diputado Belden acababa de ser privado de su libertad.

Este anuncio se dio cuando todavía no existía una denuncia por el secuestro de Belden, así que alarmó la fuente de información que comunicó al alcalde, Fernández, de ese hecho.

Entonces se conoció que el alcalde decidió difundirlo a los medios de comunicación sin realizar ningún tipo de corroboración, porque su secretario del Ayuntamiento y actual alcalde, Ugo Ruiz, le había informado de la privación de la libertad del diputado panista.

Así que las sospechas se enfocaron sobre Ruiz, pero pronto, el entonces secretario del Ayuntamiento dijo que, a su vez, él fue informado del secuestro de Belden, por Edelmiro Sánchez, además reconoció que justo en el momento en que ocurría el secuestro de Belden, él hablaba por teléfono con la víctima.

Extraoficialmente se conoció que Belden y Edelmiro Sánchez buscaban impulsar a varios panistas para cargos en San Pedro, incluyendo a Juan Carlos Casado.

(Con información de Reporte Indigo)