MORELIA, Mich., a 29 de febrero de 2016.- Olimpia, el último del grupo 7 de la Libertadores, y los Pumas mexicanos, que aspiran a liderarlo, se enfrentan el martes en Asunción en un partido al que los paraguayos acuden inmersos en una profunda crisis de juego que no ha podido resolver su nuevo técnico, el español Fernando Jubero.

El equipo paraguayo no cuenta con ningún punto en esa tabla, aunque tiene un encuentro menos, al igual que Pumas, que con un empate pasaría a encabezar la clasificación, que iguala a tres puntos con Deportivo Táchira y Emelec.

Pero imponerse a Pumas no se adivina un camino de rosas para Jubero, quien se hizo la pasada semana con las riendas del club para debutar con una derrota frente a Sportivo Luqueño (2-1).

El resultado originó una dura reacción de la directiva, que apartó definitivamente del equipo al central William Mendieta y anunció medidas similares a otros jugadores señalados por su bajo rendimiento.

Otra complicación son las bajas del defensa Carlos Rolón, por amonestación, y del lateral izquierdo Gustavo Mencia por lesión.

Pumas, por su parte, llega a Asunción tras un valioso empate con Veracruz (0-0) en la liga local y con la novedad del delantero Matías Britos, que había sido suspendido con dos partidos por el club tras enfrentarse con el técnico Guillermo Vázquez en el partido contra Emelec.

El cuadro que prepara Vázquez apunta agresividad y no diferiría mucho del que ganó a los ecuatorianos (4-2), con la punta dominada por Eduardo Herrera y Luis Quiñones.

Sigue la nota en Quadratín Deportes.