ACAPULCO, Gro., 16 de diciembre de 2015.- El presidente municipal Evodio Velázquez Aguirre insistió en negar los hechos delictivos y de violencia que han sucedido en la avenida Costera, pero luego dijo que el incremento de asaltos se debe a que funciona la estrategia de seguridad, porque los delincuentes buscan otras formas de ingresos.

“No es en plena Costera, reitero, Costera no es; es cercanía de la Costera. Ninguno de los hechos fueron en la Costera, fueron en las colonias aledañas a Acapulco. Hay que reconocer que hay problemas, sí, pero hay problemas como hay en todas las ciudades donde hay más de un millón de habitantes; o sea, lógicamente en Acapulco existen, como existen en otros lugares del mundo”, declaró.

Entrevistado luego de tomar protesta al Consejo Municipal para la Atención Integral del Combate Contra las Adicciones, el alcalde negó constantemente que el asalto a la sucursal de Farmacias Guadalajara y la detención de dos jóvenes en la plaza comercial Galerías Diana, ubicados en la principal avenida turística hayan sido en la Costera.

Aseguró que ante las estrategias de seguridad que “sí están funcionando”, los delincuentes buscan otras fuentes de ingreso, entre ellos los asaltos.

Ahí aprovechó para aclarar que el caso de la directora del Centro de Atención y Protección al Turista de Acapulco (CAPTA), Covadonga Gómez Huerta, ocurrido la noche de este martes, no fue un atentado sino un intento de asalto.

“Ante estar funcionando la estrategia de seguridad, se están buscando otras alternativas para poder generar acciones delictivas. Es algo que tenemos que lamentar. Un robo que se frustró, es importante decirlo, gracias a Dios no hubo consecuencias. Lo que tenemos hoy es que pudo ser víctima de un robo que no se concretó, gracias a la rudeza de la funcionaria y el apoyo fundamental de los vecinos. No hay ningún atentado como se dice por ahí, fue una frustración de un robo”, dijo.