A 11 meses de distancia, el excomisario asegura que la autodefensa fue exitosa y que en dicha comunidad prevalece la paz

 

CHILPANCINGO, Gro., 23 de junio de 2015.- La autodefensa conformada el año pasado en la comunidad de Petlacala se extendió a siete comunidades de la Sierra de San Miguel Totolapan y expulsó de la zona al cártel de La Familia Michoacana.

El excomisario municipal de Petlacala, Adalí Rinconí Reyes, recordó que los pistoleros de La Familia Michoacana abusaron de varias mujeres, raptaron y violaron niñas, robaron bienes, extorsionaron a decenas de familias y los obligaron a darles techo y alimentación por largos periodos de tiempo.

El grupo criminal atacó a balazos la iglesia del pueblo, el centro de salud y una primaria, por lo que el sacerdote, el médico, la enfermera y los docentes huyeron de la comunidad

Cansados de esta situación, el 30 de agosto de 2014 los habitantes de Petlacala tomaron las armas e iniciaron un movimiento de autodefensa.

A 11 meses de distancia, el excomisario asegura que la autodefensa fue exitosa y que en dicha comunidad prevalece la paz.

El actual comisario de Petlacala, Ismael Antúnez García, detalló que el sacerdote, los profesores de la primaria y el médico regresaron al pueblo dos meses después que inició la autodefensa.

Rinconí Reyes detalló que el movimiento que inició en Petlacala con 45 hombres armados ya se extendió a otros seis pueblos.

Actualmente la autodefensa de la Sierra de San Miguel Totolapan cuenta con 360 hombres y mujeres, que realizan guardias y recorridos permanentes en las comunidades de Toro Muerto, Linda Vista, Chachalaco, Cruz de Ocote, Lumbreras, Plan Verde, Petlacala, Yolotla y Laguna de Huayanalco para evitar el reingreso del cártel de La Familia Michoacana.

El excomisario explicó que los poblados integrados a la autodefensa fueron afectados por el crimen organizado y vieron en el movimiento de Petlacala la oportunidad de recuperar la seguridad y la paz.

El año pasado, dijo, 22 comunidades de la Sierra que conforman los municipios de Heliodoro Castillo, Tlacotepec y San Miguel Totolapan se convirtieron en pueblos fantasma.

 

Los pistoleros de La Familia Michoacana hostigaron a los pobladores, los extorsionaron, violaron mujeres, raptaron niñas, quemaron viviendas y desvalijaron vehículos; ante este escenario cientos de familias optaron por migrar hacia Chilpancingo, a otros estados o al extranjero

En la comunidad de Toro Muerto, decenas de viviendas están abandonadas porque las familias huyeron de la delincuencia. Los pobladores que quedan ya se sumaron a la autodefensa.

Linda Vista es el pueblo más grande de la Sierra de San Miguel Totolapan; anteriormente habitaban cerca de mil personas, pero tras la llegada del cártel de La Familia Michoacana, al menos la mitad de los habitantes huyó a otros estados.

Los hombres que quedaron en Linda Vista se unieron a la autodefensa y, de acuerdo con Rinconí Reyes, decenas de familias regresaron a ocupar sus hogares porque ya se sienten seguros.

La misma situación se vivió en El Chachalaco y Cruz de Ocote, dos comunidades que fueron abandonadas por la mayoría de las familias, quienes huyeron de los embates del crimen organizado. Actualmente ambos pueblos forman parte de la autodefensa de la Sierra.

El excomisario de Petlacala y líder de la autodefensa, Adalí Rinconí Reyes, recordó que la situación de El Chachalaco fue extrema.

Para agosto del año pasado sólo quedaban dos familias en dicha comunidad. La autodefensa le arrebató el control del pueblo a la delincuencia organizada y los pobladores regresaron a vivir en El Chachalaco.

 

Rinconí Reyes recordó que tras el levantamiento armado, en agosto de 2014, el gobernador Rogelio Ortega Martínez visitó la comunidad de Petlacala para ofrecerles apoyo en seguridad e incluirlos en el esquema de Policía Rural. A un año de distancia, esta promesa no se ha cumplido

“Estamos en la pelea, el gobierno no nos ha respondido bien con la Policía Rural, nos ha fallado. Ya casi tiene un año que nos prometieron que nos incluirían en esa policía y aún no ha pasado nada”, reclamó el excomisario.

Por el momento, aseguró que la autodefensa funciona con normalidad y hay solicitudes de más pueblos para integrarse al movimiento.