ACAPULCO, Gro., 24 de febrero de 2015.- Tras la advertencia por parte de maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) y del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG) de bloquear los accesos del Aeropuerto Internacional Benito Juárez, cerca de 700 policías antimotines fueron desplegados en las inmediaciones del inmueble.
 
Desde medio día, los docentes iniciaron una marcha sobre el bulevar de Las Naciones como forma de presionar a las autoridades para que les sean pagados sus salarios.
 
A un costado de las instalaciones de la Cruz Roja lo policías instalaron un reten en el que revisan todos los automóviles que ingresan al aeropuerto, ante el temor de que se filtre algún inconforme al interior del recinto.
 
Se vive un ambiente de tensión debido a que los policías tienen la orden de desalojar a los manifestantes, mientras que aquellos se encuentran planeando, a unos 300 metros, la forma en que actuarán en unos momentos.
 
Con información de Uriel sánchez