TIXTLA, Gro., 29 de noviembre de 2015.-  Con la presencia de policías de la Fuerza Estatal y policías comunitarios en las calles, así como un helicóptero sobrevolando la zona, la elección extraordinaria para la alcaldía de Tixtla, ha dado inicio con la instalación de las casillas en la cabecera municipal.
Policías estatales resguardan  la entrada de Tixtla, a unos metros de la escuela de Ayotzinapa; así como en la salida de la ciudad rumbo al municipio de Chilapa, en el crucero de Apango, en el que también sobrevuela un helicóptero.
 De igual forma, en el zócalo permanecen también agentes estatales armados, mientras que en el cuartel de policías se encuentran equipos anti motín y por algunas calles del centro existe presencia de policías comunitarios.
De acuerdo con el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) en esta  elección extraordinaria de Tixtla,  votarán 28 mil 500 ciudadanos.
Para la elección se ha determinado la instalación de 53 casillas en 29 secciones del distrito de ley, 371 funcionarios de casillas, y se utilizarán 29 mil 28 boletas y 24 observadores.
A la jornada electoral diversos ciudadanos ya acudieron a votar, así como los candidatos aspirantes, como el priista Saúl Nava Astudillo quien alrededor de las 9:30 horas acudió a la plaza del barrio del Santiago en la sección 2480 a depositar su voto. 
Astudillo Nava manifestó que ha solicitado a la Fiscalía Especializada para la Atención de delitos Electorales  (Fepade) inicie la investigación por las despensas encontradas en Acatempa, que contenían propaganda electoral del candidato perredista, Hossein Nabor Guillen.
Nabor Guillen alrededor de las 10:20 horas acudió a la sección 2490 del barrio del Santuario para emitir su voto.
En entrevista, el candidato perredista manifestó que las despensas decomisadas en Acatempa es una maniobra en su contra “porque cualquier persona puede sembrar fotografías en las despensas”.
Ambos candidatos mostraron la papeleta marcada después de emitir su voto.