CHILPANCINGO, Gro., 19 de marzo de 2014.- Durante seis horas, adultos de la tercera edad bloquearon las dos principales avenidas en el centro de Chilpancingo, ante la retención del pago de pensión desde septiembre del año pasado.

El dirigente del grupo de ancianos Por una Justicia Social Mejor, Jeremías Nájera Pineda, detalló que bimestralmente los adultos mayores reciben una pensión de 800 pesos.

Subrayó que esta cantidad es mínima y no cubre ni las necesidades básicas de los ancianos.

Expresó: “Lo que nos dan es un disparate, 800 pesos cada dos meses, a ver… Que coman los políticos y funcionarios marranos con eso, a ver si pueden”.

Aunado a ello, dijo, desde septiembre del año pasado miles de adultos mayores dejaron de percibir el pago de la pensión.

Detalló que de 2013 les adeudan el pago de los bimestres septiembre-octubre y noviembre-diciembre.

Tampoco reciben aún el pago del bimestre enero-febrero de 2014, por lo que suman 2 mil 400 pesos de pensión no cobrada por cada adulto mayor.

A un mes de su creación, la organización que lidera Nájera Pineda agremia a más de 200 ancianos de la región Centro de Guerrero.

Sin embargo, dijo, hay miles más que también son víctimas de retención del pago de pensión, pero que por temor o por el debilitamiento de su salud, no salen a las calles a manifestarse.

Por ello, desde las 8:00 horas los adultos mayores bloquearon la avenida Juan N. Álvarez, metros antes de la entrada al paso a desnivel, en el centro de la capital. A la misma altura bloquearon la avenida Juan Ruiz de Alarcón.

Hasta las 13:00 horas, los ancianos se mantenían firmes en su bloqueo y amenazaron con mantenerlo de manera permanente, hasta que la titular de la Secretaría de Desarrollo Social de Guerrero (Sedeso), Beatriz Mojica Morga, se presentará a dialogar con ellos.

“Nos mantendremos hasta donde aguanten nuestras fuerzas, porque hasta ahora han venido puros ‘chanquicones’, puros funcionarios de tercera o cuarta que no sacan ni al buey de la barranca”, sentenció a las 13:00 horas Jeremías Nájera Pineda.

En ese momento reconoció que la condición física de varios ancianos complicaba que el bloqueo se mantuviera por más horas.

Advirtió que si algo sucediera a alguno de los adultos mayores, sería responsabilidad del gobierno estatal.

“Si algo le pasa a mis compañeros yo responsabilizo al gobierno del estado, porque llegamos a esto por la falta de atención, de iniciativa, de voluntad. Como no se presentan a dialogar con nosotros, les vamos a cobrar si algún viejecito se nos ‘petatea’ aquí”, sentenció.

Alrededor de las 14:00 horas, los adultos mayores levantaron los dos bloqueos que mantuvieron durante seis horas.