CHILPANCINGO, Gro., 04 de septiembre de 2014.- Egresados de nueve escuelas normales públicas que cumplieron tres días con movilizaciones en demanda de plazas para docentes, se plantaron en la caseta de Palo Blanco de la autopista del Sol Cuernavaca-Acapulco.

Información publicada en Terra, en el lugar pidieron una cooperación económica a los automovilistas que circulaban en ambos sentidos.

Los inconformes permanecieron una hora en la vía de cuota y se retiraron ante la llegada de más de 200 policías estatales antimotines que llevaban la orden de desalojarlos.

Los egresados normalistas arreciaron sus protestas luego de que la titular de la Secretaría de Educación en Guerrero (SEG), Silvia Romero Suárez, advirtió que el Gobierno de Ángel Aguirre no dará más plazas y amenazó con aplicar la ley a los normalistas en caso de que nuevamente tomen las oficinas.

Juan Urióstegui, quien es el vocero del movimiento, afirmó que el asesor del Gobierno del Estado, Ernesto Aguirre, y Romero Suárez, les prometieron una nueva reunión en la que se les daría una respuesta a sus peticiones.

Sin embargo, ambos funcionarios cancelaron la reunión y eso los obligó a reiniciar sus protestas.

En este año, el Gobierno estatal solo otorgó 220 plazas para egresados luego de que pasaron el examen de oposición.

Sin embargo, el número de egresados de las nueve escuelas normales públicas rebasó los 700.