CHILPANCINGO, Gro., 6 de julio de 2015.- Protección Civil de la Secretaría de Gobernación federal identificó una brecha sísmica desde Acapulco hasta Zihuatanejo, en la Costa Grande de Guerrero, donde no ocurren sismos desde hace 104 años.

A través de una infografía publicada en Twitter, PC determinó al tramo entre los dos municipios como una brecha recesiva de movimientos telúricos.

Sin embargo, la zona no está exenta, pues durante el periodo 1845-1911 registró seis sismos de gran magnitud con daños considerables, por lo que cuenta con suficiente potencial para salir de su racha pasiva.

Protección Civil recomendó a la población respetar los reglamentos de construcción en colonias que se ubiquen en la referida brecha para reducir la probabilidad de víctimas en caso de sismos.